Saltar al contenido

Paso a paso de como arreglar un golpe de chapa en el coche

 

En este articulo, voy a hablar sobre el paso a paso de como arreglar un golpe de chapa en el coche, según mis experiencias vividas en los talleres.

La eliminación de los desperfectos en los paneles exteriores de los coches, se realiza con el método tradicional de martillo, palancas y tas. Otra técnica, muy rentable, es la técnica de reparación mediante tracción mecánica, se trata de una técnica mediante cual los daños se reparan desde el exterior sin necesidad de desmontajes como en el caso de las reparaciones tradicionales, y por ultimo mediante el sistema PDR desabollar sin pintar.

Esta forma de reparación de la chapa es muy eficaz y la vamos ha explicar un poco mas adelante.

El método tradicional de reparación de chapa se utiliza en los talleres desde los comienzos del siglo XX. El tas, para apoyar en el panel, y el martillo, para aplicar fuerza,los encontramos en formatos variados y para numerosa aplicaciones distintas.

TASES

Los tases los encontramos con diferentes formas y están fabricados con un buen acero de aliniacion. Es muy importante para que no rebote, que tenga un peso superior al martillo que se utiliza.

Los 5 tases mas utilizados en los talleres son: el tas de cabeza redonda, el tas tacón, el tas curvado, el tacón pequeño y el de uso general.

Martillos

Igual que los tases, los martillos se presentan en diversos formatos y están diseñados para fines concretos. Existen martillos que elimina daños primarios, denominados martillos desabolladores o de chapista, y otros de acabado final, que se conoce como martillos de carrocero.

Los martillos desabolladores están diseñados para enderezar un panel tras la fase de moldeado en bruto, para lograr el perfil correcto del panel sin necesidad de una superficie acabada.

Estos los encontramos de diferentes formas, tamaños y peso adaptados al tipo de trabajo de enderezado que se realice.

Tipos de martillos

En el mercado encontramos martillos para todas las necesidades que tenemos, como:

🟢 Martillos para desabollar paragolpes, que nos sirve para rectificar el daño desde el interior hacia fuera.

🟢 Martillos para trabajos pesados, que nos ayuda a liberar la tensión de los paneles y juntas.

🟢 Martillos desabolladores, que se utiliza para interiores y zonas reforzadas.

🟢 Martillos de carrocero, que están diseñados para completar el proceso de enderezar.

🟢 Martillo de carrocero con cabeza peña.

🟢 Martillo de carrocero con piqueta.

🟢 Martillo de carrocero con cabeza de peña curvada.

Las formas de los martillos

La mayoría de los martillos de carrocero tienen la cabeza redonda, de esta forma se elimina el riesgo de marcar la chapa utilizando un martillo de cabeza cuadrada.

La cabeza de los martillos de carrocero son de dos tipos : planos u roma (cabeza curvada).

Los martillos de cabeza plana precisan alto grado de precisión a la hora de golpear, porque si se golpea en un angulo desviado, puede producir marcas en el panel que solamente se puede rectificar con masilla.

Los martillos de cabeza curvada tienen menos posibilidades de producir marcas. Cuando se golpea un trozo de metal con un martillo, la zona de contacto de una cabeza curvada es de unos 5 mm, de esta forma se golpea una pequeña zona en comparación con el martillo de cabeza plana que reparte la fuerza por toda la superficie.

Técnica de martillar

Es importante diferenciar el uso de un martillo de carrocero al de un martillo desabollador.

Los movimientos del martillo desabollador son ascendentes y descendentes , similar a un martillo de clavos. Sin embargo, al usar el martillo de carrocero, el movimiento es circular , usando la muñeca en vez del brazo. Se trata de aplicar golpes suaves sobre la superficie, con una separación de 3/5 mm entre ellos.

La técnica de martilleo directo es cuando el panel esta atrapado entre el tas,que va por detrás del panel, y el martillo. Es muy importante que los golpes sean suaves y correctamente aplicados sobre la zona dañada, de este modo se evita el estiramiento de la chapa.

Otra técnica es la de martilleo indirecto, es cuando se coloca el tas en la zona dañada y se sujeta firmemente en esta posición, y se golpea con el martillo, alrededor de la zona donde esta el tas.

La técnica de rebote es la aplicación de golpes suaves y que la naturaleza elástica del metal devuelva hacia atrás el martillo. A medida que el martillo da golpes , la zona dañada se va alineando, recuperando su forma.

Palancas y limas para desabollar

Las palancas y las limas se utilizan en el taller como herramienta de apoyo a la hora de la reparación de la chapa. Las palancas se utilizan de una forma similar los tases, o para aplicar golpes de impacto para eliminar los daños.

Las limas de desabollar se usan de forma parecida a un martillo y están diseñados para emplearse junto con el tas, para levantar las zonas bajas del panel dañado.

Eliminación de estiramiento de la chapa

En el momento que la chapa se estira, se puede encoger con la ayuda de un electrodo de tungsteno. Se lija la pintura de la zona, y se aplica con el electrodo de carbono, con un movimiento circular, desde el exterior hacia el interior, a lo largo del exceso de material.

Una vez alcanzado el centro del circulo, la zona se debe enfriar con agua fría. Esta concentración elevada de calor, junto al rápido enfriamiento, resulta muy eficaz para reducir el exceso de material.

Reparar sin pintar con varillas y ventosas

La reparación sin pintar, la denominada técnica PDR, a supuesto un punto de inflexión en el proceso de las reparaciones de chapa. Las reparaciones  PDR  se originaron en las fabricas de vehículos en los años 50 y 60.

Sin duda la herramienta utilizada entonces era mucho menos sofisticada que el equipo utilizado hoy, por los técnicos PDR. La mayoría de los trabajos se realizaba en la linea de producción de vehículos y se llevaba a cabo utilizando unas palancas de acero elástico.

En la actualidad, estas reparaciones, se realiza utilizando distintos tipos de herramientas que están diseñados para eliminar los daños de una forma rápida, limpia y productiva sin necesidad de pintar los paneles reparados.

Para una reparación sin pintar correcta, existen varios factores importantes:

  • 🟢 La flexibilidad de la pintura
  • 🟢 El grado de estiramiento del metal
  • 🟢 El acceso a la zona afectada

La nueva generación de pintura posee una propiedad conocida como viscoelesticidad, que modifica la estructura molecular de la pintura aportándole flexibilidad. Esta flexibilidad mejora la capacidad de la pintura y favorece el trabajo del varillero.

Paso a paso

Para realizar este tipo de reparación, el técnico necesita tener accesibilidad a la zona del bollo. Si el acceso a la parte interna de la abolladura esta bloqueado por un refuerzo o una sección cerrada, la capacidad de realizar correctamente el trabajo esta reducida. Para llegar a la parte interna del bollo, es muy probable que sea necesario el desmontaje de los guarnecidos interiores.

Para llevar a cabo la reparación sin pintar PDR , la iluminación es muy importante. La luz le sirve al técnico varillero, como guía o saber el nivel de presión que debe realizar sobre la abolladura.

Las herramientas PDR se encuentran en diferentes formatos, varillas, cola de ballena, cuñas punzones de teflon, barras, etc ,todas de diferentes longitudes, ángulos, puntas y distintos usos.

Los punzones de teflon ayuda a eliminar las zonas elevadas de la reparación, provocadas por una presión elevada del la abolladura.

De tener en cuenta

Es esencial comprender los principios básicos de este tipo de reparación.  Cuando se forma una abolladura, la zona afectada se estira. El objetivo de la reparación PDR es reducir el estiramiento mediante unos golpes suaves y manipular el panel para que vuelva a tener el perfil correcto. Es primordial controlar la presión que se debe aplicar al empujar una abolladura concreta. La luz le permitirá al técnico identificar la presión que debe ejercer sobre la abolladura, con cada pasada.

El proceso consiste en la utilización de unas varillas determinadas, según el posicionamiento del golpe y ejercer una presión sobre la abolladura por la parte interior, haciendo repetidos movimientos de poca intensidad. De esta forma conseguimos llevar la chapa a su estado original.

Ventosas de tracción

Las ventosas de tracción llegaron al sector de las reparaciones de automóviles a finales de los años 90. Se utilizan para las reparaciones de chapa en zonas cerradas a la que no se tiene acceso de los interiores.

Las encontramos en formatos distintos y se utiliza con unas barras de cola especialmente diseñadas. La barra de pegamento se calienta con la ayuda de una pistola  y se aplica en el centro de la ventosa. A continuación se coloca la ventosa en el centro de la abolladura.

Se deja secar unos segundos y se estira,con golpes suaves, de la ventosa con la ayuda de un martillo de inercia.Realizado el proceso de estiramiento se despega la ventosa con alcohol. Al verificar el estado de la reparación puede que sea necesario golpear la zona.

Este proceso se debe de hacer con un puntero de plástico y un martillo especial para este tipo de reparaciones sin pintar, aplicando pequeños golpes en la zona que sobresale hasta uniformizarla.

Ventosas, pdr, sacabollos, repara sin pintar